Una nueva demanda fue presentada contra Boeing, en la que se acusa a la compañía de ocultar a las aerolíneas y al público los defectos de diseño en sus aviones 737 MAX, de los cuales tenían conocimiento. 

El domingo, la compañía fabricante de aviones Boeing reveló que desde 2017 estaba al tanto de una posible falla de seguridad en sus aviones 737 Max. 

El periódico The New York Times informa que los aviones Boeing que se estrellaron en Indonesia y Etiopía carecían de herramientas de seguridad opcionales que podrían haber salvado las vidas de las víctimas, cuyo número asciende a 346 personas. 

El inspector general del Pentágono puso en marcha una investigación para determinar si el secretario interino de Defensa de Estados Unidos, Patrick Shanahan, favoreció injustamente al contratista de armamento Boeing, empresa en la que Shanahan se desempeñó como ejecutivo durante más de tres décadas.