“Wilson”, el devenir de un líder

Escrito por

La figura del político Wilson Ferreira Aldunate (1919-1988) ocupa buena parte de la segunda mitad del siglo XX en nuestro país. Junto con el general Líber Seregni, Jorge Batlle y Julio María Sanguinetti el periplo personal de estos líderes se engarza con el de miles de uruguayos. 

Más allá de banderías partidarias, en este documental Wilson se advierte como el líder que fue y un referente de la política de nuestro país.

Esta materia, ese transitar personal junto a su familia y su colectividad política, y la política en sí misma, es de lo que trata el documental “Wilson”, estrenado en estos días en salas cinematográficas.

La narración que emplea el director Mateo Gutiérrez para compartir la historia de Wilson, se basa en una múltiple galería de personajes que directamente tuvieron que ver con el devenir del líder aludido.

En esa multiplicidad de testimonios aparecen Carlos Julio Pereira, José Mujica, Jorge Batlle, Luis Alberto Lacalle, los hijos de Wilson, personajes que lo acompañaron en determinada época de su vida, el caso del senador norteamericano Ted Kennedy entre otros muchos entrevistados del Partido Nacional -al que perteneció- o de otras tienda políticas como Tupamaros, comunistas, una enorme constelación de opiniones que se funden en la idea general que el director Gutiérrez sustenta, la cercanía de una figura sin igual dentro de la política producto de su época.

Wilson Ferreira desde su lugar como ministro en el primer gobierno blanco, candidato presidencial casi ganador, enemigo de la dictadura, exiliado, preso y reubicado en democracia como el número uno de su partido, explica y demuestra el proceso político que enterró a una de las democracias más estables de América, en una dictadura de las más crueles hasta el resurgir de las instituciones a mediados de los 80.

Entre los grandes logros que ofrece esta película se encuentra la de ubicar a su personaje en la época, con sus otros contendientes, en medio de la coyuntura, con claridad explicativa casi didáctica, ejercicio necesario para los más jóvenes interesados en este proceso.

El documental se apoya además, en un abundante material de archivo de fotografías, prensa, películas –alguno de poca calidad- pero que ilustran y testimonia el momento, el personaje, etc.

Tal vez en el devenir de la narración en el debe quedó una mayor presencia musical, que en manos de Los Olimareños se hace melodía necesaria, pausa deseada entre los avatares políticos. Necesario documento de una historia reciente que todavía inflama pasiones.

Daniel Rovira Alhers

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Visto 625 veces Modificado por última vez en Viernes, 04 Agosto 2017 10:56