“ROCKETMAN”

Escrito por

Rocketman” (2019) es un film sobre la música del creador británico Elton John, que en cierto modo deslumbra y abisma. Tal es la puesta en escena de los aconteceres intimistas, corales que se van desplegando en el decurso fílmico. 

Elton John, interpretado con maestría por el actor Taron Egerton, que se encamina y se le presenta asistiendo a su grupo de terapia analítica, desnuda su alma, rompiendo códigos, con su código vestimentario muy especial y un largo etcétera. Se ha dicho que el film es una suerte de “biopic” sobre Elton y el género musical que crea y adhiere en cuerpo y alma.

Reginald Kenneth Dwight habla por sí mismo de su música y desde un presente exitoso, más allá de tener la desventura de unos padres insensibles a su arte, que precisamente no iluminaron la vida del cantante. Los “flashbacks” dejan visionar al niño que tocaba el piano con exquisitez inigualable.

No consiguió en su vida un amor estable, duradero, de aquí que su entrega a la música fuera una forma de liberación cathártica.

La performance de Egerton es magnífica, sus desnudas confesiones, su homosexualidad, los amores efímeros, sus impulsos suicidas reafirman el mito, la leyenda.

No hay duda que la dirección de Dexter Fletcher, que sacara adelante “Rapsodia Bohemia”, se destaca ampliamente dando vida a la leyenda de un corazón solitario. Se deslizan canciones como “Your Song”, “Don't Go Breaking My Heart”, “Goodbye Yellow Brick Road”, “Rocketman”, etc., etc.

La “biopic” musical quedara por siempre en la memoria como su letrista Bernie Taupin, a quien también se homenajea.

Paula Montes