Dale al tracking: nostalgia en VHS

Escrito por

El próximo fin de semana (en realidad, desde el viernes 18 al domingo 20 de agosto) Cinemateca 18 presenta un ciclo peculiar. 

Bajo el título genérico de Dale Tracking, la programación, organizada por la Asociación de Críticos de Cine del Uruguay, recupera con una dosis de nostalgia un puñado de películas de lo que podría denominarse “la generación del VHS”, es decir el cine de los años ochenta y noventa del pasado siglo.

La propuesta es bastante versátil y abarcadora, e incluye desde Gremlins y Matinée de Joe Dante hasta Una forma de bailar del uruguayo Álvaro Buela, desde la brillante alegoría política disfrazada de ciencia ficción de Sobreviven de John Carpenter a la remake de La mancha voraz realizada por Chuck Russell, desde Chucky el muñeco maldito hasta Los intocables de Brian De Palma hasta Un experto en diversión de John Hughes (que ha sido rebautizada como Todo en un día) hasta la última milla.

Los organizadores del ciclo han explicado sus razones: “Hay varias generaciones de cinéfilos que de una u otra forma fueron influenciados por el surgimiento del video doméstico y su auge a mediados de la década de los 80’.

El VHS no mató al cine –no faltó el agorero que lo predijese– sino que, por el contrario, formó espectadores que desde entonces podían disponer de un mundo de posibilidades en base a extensas caminatas entre sus estantes.

Por qué sentir nostalgia por un formato ya caduco y que, de hecho, ha sido sustituido por otros de similar adhesión por parte del público? ¿Esa enorme oferta no la brinda hoy y en alta definición las diferentes plataformas de streaming y a un click de distancia después de minutos de scroll frenético?

Esa pregunta fue la que nos hicimos desde la Asociación de Críticos de Cine de Uruguay que en este mes de agosto (el mes en que lo “retro” es oficial y tema país) cumple 70 años. ¿Nostalgia de la textura arbitraria de la película a la que accedíamos según el estado de la copia? ¿De no olvidarnos de rebobinar antes de devolver? ¿De llegar al video club confiados de que la película de estreno estaría a nuestra disposición y conformarnos con integrar una “lista de reservas”?

Sí, un poco de todo eso y más (de ahí el nombre elegido para este mini-ciclo: “Dale al Tracking”) pero, sobre todo, de que fue una época de muchas grandes películas que valían la peregrinación –incluso diaria– al video club del barrio. Ese video club que fue escuela para espectadores –entre ellos periodistas y futuros hacedores de cine– cual si fuese el equivalente a una biblioteca para futuros escritores.

El lugar donde muchas veces recibíamos una curaduría sobre qué ver plasmada en los carteles que indicaban cada género en los estantes o en interminables charlas en el mostrador. De eso sí tenemos una inocultable e incluso orgullosa nostalgia que nos motivó a planear un fin de semana a puro espíritu VHS.

No los vamos a conquistar con el argumento del clima (“agosto, frío, ideal para el cine”) porque sabemos que el invierno –como el cine doméstico– no es lo que era y de repente entre el 18 y 20 de este mes tenemos clima sub tropical. En cambio armamos una selección de nueve títulos que en su tiempo seguramente habrán visto. Si no lo hicieron fue porque estaban alquiladas. En cualquier caso vale la pena volver a verlas. En una gran sala como Cinemateca 18, sí. En proyección digital, también. Lo bueno de la nostalgia es que se adapta a las nuevas tecnologías: ¿O se piensan que en este mes todos los temas de Abba que van a escuchar en la radio los pasan del LP original?”

Del 18 al 20 de agosto de 2017. Cinemateca 18- - 18 de Julio 1280, tel. 29009056

Precio entradas: cada película $ 110. Cuponeras: 3 películas x $300. 6 películas x $450. El cupón a todo el ciclo x $640. Apertura: viernes 18 a las 21hs con la proyección de Gremlins (Joe Dante, 1984).

 

 

 

Visto 526 veces Modificado por última vez en Jueves, 17 Agosto 2017 12:46