Gremios de la actividad audiovisual se han expresado ante lo que denominan como una “campaña de agresión y hostigamiento” por parte de gremiales empresariales.