Jueves, 22 Marzo 2018 10:40

ARTE - “Intervention” en el Subte

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)
ARTE - “Intervention” en el Subte Foto: Archivo.

Desde el sábado 17 de marzo tiene lugar en el Centro de Exposiciones Subte (Av. 18 de Julio y Julio Herrara y Obes) la exposición denominada “Intervention”. 

Los artistas que están comprendidos en esta exposición son: Lucia Antonini & Lucas Agudelo, Javier Arce, Ivan Argote, Tania Bruguera, Catalina Bunge & Ana Corti, Edgar Calel, Luis Camnitzer, Matilde Campodónico, Alan Courtis, Dora García, Cristina Garrido, Alejandro Leonhardt, Dana Levy, Iraida Lombardía, Cristina Lucas, Ark Grace Ndiritu, Nicolás Rupcich, Luis San Sebastián.

Los organizadores anuncian en su espacio de facebook que: "te agradecemos tu tiempo y esfuerzo para sacar del agujero en el que está metido el arte. Entre todos podemos 'echarle una mano' ". El curador: Juan José Santos, es el responsable de la muestra y para conocer un poco más de lo que se trata, es que fuímos al muro de esta convocatoria.

 “Bienvenidos. Han sido convocados a esta “Intervention” en este espacio artístico para sanar a nuestro amigo con problemas, el arte. Eres libre para iniciar la intervención en la dirección que quieras. Te agradecemos tu tiempo y esfuerzo para sacar del agujero en el que está metido el arte. Entre todos podemos “echarle una mano”.

“Mucho del arte de hoy tiene mucho valor, pero no es valiente, cuesta mucho comprarlo pero poco hacerlo, no quiere dar a entender nada y nadie lo entiende, te dice cómo tienes que verlo pero no quiere que veas cómo te lo dice, quiere incorporar el “afuera” pero que ocurra siempre “adentro”, quiere convertir en ley ser un sin ley, quiere convertir al espectador en usuario pero para poder usarlo”.

“Mucho del arte de hoy está malito. Está enfermito. Casi tanto que casi necesita una intervención divina. Las intervenciones de estos artistas necesitan de tu intervención.

El arte ha dado tantos tumbos que ha acabado tumbado. El espectador es llamado a ser curador de y del arte, para animar a nuestro amigo con problemas, quitarle el polvo sobre los hombros, y levantarle de la silla”.

“Parece que de tanto venderse el arte se ha vendido como un chapero, a un cliente que se lo folla por dinero y lo viola por placer. “Si queremos salvar el museo quizás tengamos que, paradójicamente, elegir la ruina pública frente a la rentabilidad privada. Y si no es posible, entonces quizás haya llegado el momento de ocupar colectivamente el museo, vaciarlo de deuda y hacer barricadas de sentido” (Paul B. Preciado, El Museo apagado).

“Como nos preocupa el arte, hay que ocuparlo. Y para ocuparlo, hay que vaciarlo antes. Es hora de volver a las barricadas –de sentido-. Y para recuperar el sentido de todo esto, hay que perderlo antes. Es hora de intervenir”, afirman los organizadores.