Martes, 13 Noviembre 2018 13:11

“Todos necesitamos expresar algo”

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Entrevista con el poeta Ramiro Cosmopolita, poco antes de la presentación de su libro "Momentos de soñar" en Kalima Boliche.

El encuentro no es casual, en pocas horas, el poeta Ramiro Cosmopolita presentará el miércoles 14 a las 19 horas en Kalima Boliche, en la calle Jackson y Durazno, su último libro “Momentos de Soñar”, una colección de textos donde Cosmopolita – nombre artístico que hace referencia al mundo, y su condición como interprete de la comunidad, como a él le gusta reconocerlo-, expresa y explora su forma de comunicar su interioridad dentro de los márgenes de la poesía como expresión más cercana a lo intimo, a lo sensible, a lo intuitivo y subjetivo.

Propuesta mantuvo la charla con el poeta en medio de la expectativa que tiene la presentación, luego de un tiempo que no enseñaba material nuevo.

  • ¿Por qué la poesía?

  • Comencé a escribir primero y a leer después. Lo que sale de mi poesía proviene de la música que escuchaba en mi casa, mucho folclore prohibido en aquella época: Alfredo Zitarrosa, Joan Manuel Serrat, Los Olimareños. Sin querer hice contacto con la poesía de las canciones, y cuando lo tomé más en serio, empecé a leer poesía. Es así, surge de la música de las canciones.

  • Al elegir a la poesía dejo de lado otras formas de la literatura. ¿Nunca incursiono en alguna de ellas?

  • Hice una obra de teatro que se llama “Terminando abril”, y se trata sobre un primero de mayo, la idea era llevar a la gente a un acto del primero de mayo en un teatro. Quedo en el papel y por el momento está sin estrenar.

  • ¿Desde cuándo se identifica como poeta?

  • Para ser un escritor hay que tener un libro. Había escrito un repertorio de como de cien poemas, pero no consideré que pudieran ser publicados. Cuando saqué el primer libro “Cicatrices” en el 2012, fue el certificado de poeta. Ese fue mi diploma.

  • Ha incursionado en publicaciones colectivas...

  • El primer libro colectivo que publiqué fue en una editorial argentina, Nuevo ser, que se llamaba Mundo Literario, en el 2004, me financie con la venta de poemas a voluntad en los ómnibus, la mitad la destinaba a sobrevivir y la otra lo guardaba para publicar. Después apareció “La imaginación al papel”, que surgió de un taller literario. Se publicaron dos libros: yo participé más que nada en el uno, en el dos participé solo con un poema. Después me integré a Semillas de humanidad, que lo dirige Soledad Viera, y funciona en Casa de Residentes de Tacuarembó. Alli participé en tres libros que funcionaban del mismo modo.

    Daniel Rovira Alhers

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.