Tanto para Policía de Tránsito como para Caminera, existen lugares en donde la mayor frecuencia de accidentes convierte a esos cruces, en los llamados “puntos negros”.  

La alta tecnología ha continuado su desarrollo para proteger nuestras vidas cuando ocupamos un automóvil frente a un choque.