El presidente Michel Temer evitó a duras penas ser juzgado por corrupción. 

Directivos de varias multilatinas (trasnacionales latinoamericanas) apelaron hoy a la responsabilidad de los empresarios contra la corrupción política en la adjudicación de contratos. 

En Brasil, el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva fue hallado culpable de cargos de corrupción el miércoles y condenado a nueve años y medio en prisión.