Es uno de los acontecimientos culturales más importantes. La Cinemateca Uruguaya abandona las viejas salas donde ha venido funcionando para abrir en el edificio del Banco de Desarrollo de América Latina, su nueva sede y tres salas de última generación y con los últimos adelantos técnicos. 

Hospital Maciel agrega 10 salas de internación con actividad digitalizada en la conocida sala Cabrera, continuando con su modernización. 

Casi 200 producciones de películas de largo y cortometrajes de 50 países, conforman la programación de la trigésimo sexta edición del Festival Cinematográfico Internacional del Uruguay, organizado por Cinemateca Uruguaya, con el apoyo del ICAU, la Intendencia de Montevideo, el Ministerio de Industria, Energía y Minería, el área de Eficiencia Energética y el Ministerio de Turismo.