La enorme artista del vidrio sufrió un paro cardíaco en la víspera. Tenía 81 años.