Luego del partido emocionante de anoche, con resultado abultado (4-2) para Uruguay frente a Bolivia, la Selección viaja directamente al Mundial 2018 en Rusia el próximo año. 

Los celestes van por el punto que les falta para sellar el boleto a Rusia 2018, que está virtualmente asegurado. No se agotó ninguna tribuna. 

En un partido donde las defensas superaron a los ataques, Matías Vecino cumplió con creces su labor en zona de volantes y fue pistón de los celestes.