Jueves, 22 Febrero 2018 10:37

Siria civiles viven el infierno en la tierra

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Desde el 4 de febrero hubo más de 1200 incidentes violentos hacia civiles, que dejaron al menos 346 muertos y 878 heridos. 

El Secretario General de Naciones Unidas Antonio Guterrez dijo estar profundamente entristecido por las matanzas y el terrible sufrimiento de la población civil en la ciudad siria e hizo un llamado a las partes para que suspendan las hostilidades.

Las declaraciones fueron hechas este miércoles al principio de una reunión del Consejo de Seguridad sobre la Carta de las Naciones Unidas, en la que Guterres advirtió que la situación en la zona es una “tragedia humana” que se está desarrollando ante los ojos del mundo.

Agregó que a pesar de que apoya las actuales consultas en el Consejo para detener las hostilidades bajo un número de condiciones, Guta “no puede esperar más”.

“Estoy muy triste por el sufrimiento de la población civil, cuatrocientas mil personas viven el infierno en la tierra […]Mi pedido para todas las partes es una suspensión inmediata de todas las actividades de guerra para poder alcanzar a todos aquellos que necesitan ayuda humanitaria, evacuar alrededor de 700 personas que necesitan tratamiento urgente que no se les puede proporcionado allí y crear la posibilidad para que otros civiles puedan recibir asistencia en el terreno”, dijo.

El titular de la ONU había señalado el martes en un comunicado que el este de Guta es parte del acuerdo de reducción gradual de hostilidades alcanzado en Astana, y pidió a los garantes recordar sus compromisos en este sentido.

Las Naciones Unidas han pedido reiteradamente el cese de las hostilidades para permitir el suministro de ayuda humanitaria y la evacuación de los enfermos y heridos.

El Secretario General instó a todas las partes a garantizar que se respeten los principios básicos del derecho internacional humanitario, incluido el acceso sin trabas a la población civil, las evacuaciones médicas incondicionales y la protección de la población y la infraestructura civil.

Zeid pide que se detenga la matanza

El Alto Comisionado para los Derechos Humanos también se pronunció sobre los hechos en Guta y reveló que, según informes documentados por su Oficina, desde el 4 de febrero hubo más de 1200 incidentes violentos dirigidos contra civiles, que dejaron al menos 346 muertos y 878 heridos, principalmente durante ataques aéreos en áreas residenciales.