Martes, 18 Septiembre 2018 10:54

Espinosa asume como presidenta de la Asamblea General

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Ha pasado más de una década desde que una mujer ocupó la presidencia de la Asamblea General de las Naciones Unidas. 

La diplomática ecuatoriana llega a la 73ª sesión de este órgano de la ONU a representar a las latinoamericanas y todas las mujeres del mundo, y a llevar adelante siete prioridades entre las que se encuentran la igualdad de género, la migración y la acción ambiental.

María Fernanda Espinosa Garcés es la primera mujer de la región de América Latina y el Caribe en ser elegida presidenta de la Asamblea General en las siete décadas desde la creación de las Naciones Unidas.

“Es un privilegio, es un honor, pero también es un gran reto porque nosotras las mujeres siempre tenemos que demostrar doblemente que somos capaces. Hay grandes expectativas sobre nuestra capacidad de ejercer liderazgo de manera distinta, de transformar el mundo, de subsanar los problemas de la humanidad. Por lo tanto, el compromiso, el trabajo, deben ser doblemente potentes”, expresó la excanciller de Ecuador durante una entrevista con Noticias ONU.

El tema que guiará el trabajo del periodo 73º de sesiones de la Asamblea General es 'Construir unas Naciones Unidas que sean relevantes para todas las personas'.

Espinosa cuenta con más de 20 años de experiencia en negociaciones internacionales. Ha sido ministra de Relaciones Exteriores del Ecuador en dos ocasiones, ministra de Defensa Nacional y ministra coordinadora de Patrimonio Cultural y Natural. Además, también fue la primera embajadora del Ecuador ante la ONU en Nueva York.

La nueva presidenta de la Asamblea General busca invertir toda esa experiencia este año para fortalecer el trabajo y la efectividad de las Naciones Unidas.

“El tema que guiará el trabajo del periodo 73º de sesiones de la Asamblea General es 'Construir unas Naciones Unidas que sean relevantes para todas las personas ', y eso creo que es muy importante porque se trata de acercar las Naciones Unidas a la gente y acercar a la gente a las Naciones Unidas”, explica.

Espinosa resalta la importancia de reafirmar el liderazgo global y la responsabilidad colectiva para abordar y resolver los grandes desafíos de la humanidad, como los temas del desarme, cambio climático, migración y refugio, desastres naturales, así como los grandes retos macroeconómicos para implementar la Agenda 2030 de desarrollo sostenible.