Lunes, 10 Diciembre 2018 11:41

Festejos y represión en Buenos Aires

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Los festejos por la victoria de River terminaron con represión, corridas y detenidos en el centro de Buenos Aires. 

En su primera intervención a cargo de la Policía de la Ciudad, el jefe de Gobierno porteño, Diego Santilli, ordenó desalojar el Obelisco lo que desató corridas y disturbios. Hubo 15 detenidos.

Los festejos de los hinchas de River en el Obelisco por la obtención de su cuarta Copa Libertadores terminaron con una represión de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires. Con una inusitada ferocidad, rodeó con carros hidrantes, motos y patrulleros a las cientos de personas, entre las que había familias con niños, y disparó balas de goma y gases lacrimógenos.

Las corridas provocaron la reacción de los hinchas, que arrojaron piedras contra las fuerzas de seguridad. Hubo 15 detenidos.

La balacera con postas de goma de la fuerza que conduce el ministro de Seguridad porteño, Diego Santilli, avanzó por la 9 de Julio y las calles adyacentes que confluyen en la Plaza de la República. El objetivo fue desalojar la zona y empujar a la gente hacia el sur de la ciudad. Lo hicieron con gases, corridas y persecuciones en motos desde las que los policías disparaban sobre el cuerpo de los hinchas que iban por las veredas.

Santilli aseguró que “a eso de las 0:40 de la madrugada comenzaron 15, 40 o 50 vándalos a generar disturbios”. “Hubo 15 detenidos. Dos por robos, de nacionalidad colombiana. Los otros por arrojar piedras y disturbios” (SIC), dijo durante una entrevista por radio La Red.

Fuente: Página 12