Jueves, 11 Julio 2019 18:38

Guatemalteca testifica por la muerte de su hija

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

El miércoles en el Capitolio, legisladores de la Cámara de Representantes de Estados Unidos oyeron el desgarrador testimonio de una madre guatemalteca cuya pequeña hija murió tras haberse enfermado en una cárcel del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) cerca de la frontera de Estados Unidos con México. 

Yazmin Juárez afirma que su hija de 18 meses de edad, llamada Mariee, estaba sana cuando la trajo a Estados Unidos en el mes de marzo en procura de asilo político.

Pero una semana después de que ambas fueran encarceladas en el Centro Residencial Familiar del Sur de Texas en Dilley, la niña comenzó a tener tos, diarrea, vómitos y una fiebre que alcanzaba los 40º C. Juárez afirma que su hija recibió atención médica inadecuada en una clínica instalada en el gimnasio del centro de detención.

Tras ser liberadas, Juárez llevó rápidamente a su hija a un servicio de emergencia. La niña estuvo hospitalizada durante seis semanas antes de morir a causa de complicaciones derivadas de una grave infección en el pulmón.

Yazmin Juárez dijo: “Toda la ardua labor que llevaron adelante estos doctores llegó demasiado tarde. Mi Mariee murió el Día de la Madre, el día en que en mi ciudad, en mi país, celebramos el Día de la Madre. Al abandonar el hospital ese día, todo lo que llevaba conmigo era un trozo de papel con la impresión de las manos de Mariee en tinta rosada que el personal había hecho para mí. Eso es todo lo que me quedó, la impresión de sus manos. Las enfermeras lo habían hecho el día anterior como regalo del Día de la Madre”.

Juárez entabló una demanda judicial por 60 millones de dólares contra Estados Unidos por la muerte por negligencia de su hija Mariee.

La menor es una de los siete niños que han muerto el último año bajo custodia de las autoridades de inmigración estadounidenses o poco después de su liberación. Antes del año pasado, ningún niño había muerto bajo custodia de autoridades de inmigración en Estados Unidos por más de una década.

Democracy now