Angelo Cálcaterra ofreció “colaborar” con la investigación. Iecsa, la empresa en la que figuró como dueño tras recibirla de manos de la familia del Presidente, aparece mencionada en las anotaciones del chofer Centeno. Su número dos, Javier Sánchez Caballero, está detenido y tras su presentación formalizará su condición de arrepentido.