Luego del ataque perpetrado contra miembros de la Misión de la ONU en Mali, tanto el Secretario General como el Consejo de Seguridad han asegurado que sus autores no socavarán la determinación de la Organización de apoyar al pueblo de ese país en su búsqueda de la paz y la estabilidad.