La Oficina de la Alta Comisionada para los Derechos humanos también pide a las autoridades venezolanas una investigación independiente e imparcial de la muerte del opositor venezolano Fernando Albán.