Los líderes de Israel y de Gaza acordaron un cese del fuego luego de tres días de intenso combate que dejó un saldo de 25 palestinos y cuatro israelíes muertos. 

 

 

 

El Barrio de Rimal, en el centro de Gaza, tras los ataques en la parte este de la ciudad. 4 de mayo de 2019. Mohammed Mahmoud Awad.

 

 

El coordinador especial de la ONU para el proceso de paz del Oriente Medio manifestó este sábado su “profunda preocupación” por una nueva escalada de la violencia en la Franja de Gaza.

 

Según informaciones de prensa, la aviación israelí habría bombardeado el enclave palestino en respuesta a un previo ataque palestino con doscientos cohetes. De acuerdo a las mismas fuentes, el ataque aéreo israelí habría provocado la muerte de tres palestinos.

En un comunicado de prensa, Nickolay Mladenov expresó sus condolencias a los familiares y amigos de los fallecidos y deseó una pronta recuperación a los heridos.

“Las Naciones Unidas trabajan con Egipto y todas las partes interesadas para calmar la situación. Exhorto a todas las partes a una reducción inmediata de las hostilidades y que vuelvan a los acuerdos alcanzados en los últimos meses. Quienes traten de destruirlos serán responsables de un conflicto que tendrá graves consecuencias para todos”. indicó.

Mladenov destacó que de continuar la actual senda de escalada de conflicto “revertirá rápidamente en los logros alcanzados hasta el momento y destruirá las posibilidades de encontrar soluciones a largo plazo para esta crisis”.

Añadió que debe finalizar “este ciclo interminable” de violencia y que deben acelerarse los esfuerzos para lograr una solución política a la crisis en Gaza.

“La violencia pone en peligro los importantes progresos realizados en las últimas semanas para aliviar el sufrimiento de la población de Gaza, levantar los bloqueos y apoyar la reconciliación entre los palestinos", finalizó Mladenov.

En Gaza se convocó a que “un millón de personas” se unan a la manifestación que tendrá lugar el sábado, día que marca el primer aniversario del inicio de las protestas de la llamada Gran Marcha del Retorno en la barrera que separa el enclave ocupado de Israel. 

Aviones de guerra israelíes atacaron la Franja de Gaza durante la madrugada y hasta la mañana del miércoles, a pesar de un supuesto alto el fuego, luego de que un misil palestino fuera disparado hacia la ciudad israelí de Ashkelon. 

Israel desató una nueva ola de ataques aéreos sobre Gaza este lunes, en respuesta a un misil que según autoridades israelíes había sido disparado por Hamas y que destruyó una casa cerca de la ciudad de Tel Aviv, hiriendo al menos a siete personas. 

El coordinador para el proceso de paz en Oriente Medio, Nickolay Mladenov, expresó este martes al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas su preocupación por el hecho de que “estemos presenciando otra peligrosa escalada de la violencia en Gaza con consecuencias potencialmente catastróficas”. 

En la franja de Gaza, cientos de palestinos asistieron el miércoles al funeral de un niño de cuatro años que murió luego de ser alcanzado por fragmentos de metralla israelí. 

En la Franja de Gaza, un camarógrafo de la agencia de noticias Associated Press recibió un disparo en la pierna y resultó herido el lunes, cuando cubría una protesta cerca de la barrera de separación fuertemente militarizada que separa Gaza de Israel. 

El martes en la Franja de Gaza, Israel y las facciones lideradas por el grupo palestino Hamas acordaron un alto el fuego, con la mediación de Egipto. 

Mientras tanto, Israel permitió que el Gobierno de Qatar proveyera millones de dólares en ayuda que se utilizó para pagar los salarios de miles de funcionarios palestinos, que trabajaron durante meses sin haber percibido su salario completo. 

Página 1 de 3