América Latina cuenta con más áreas protegidas que ninguna otra región del mundo.