Preocupado ante la renuncia del Primer Ministro libanés, Saad Hariri, el Secretario General de la ONU expresó este domingo su esperanza de que la nación continúe brindando su apoyo a las instituciones del Estado.