María Fernanda Espinosa Garcés será la cuarta mujer en presidir este órgano de las Naciones Unidas y la primera por América Latina cuando tome posesión del cargo en septiembre.