Los cadáveres de 26 mujeres y niñas migrantes, posiblemente víctimas de tráfico sexual, fueron hallados en dos botes en el mar Mediterráneo, informó la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) este martes. 

Miles de migrantes fueron rescatados en el Mediterráneo, mientras algunos otros murieron en el peligroso viaje a Europa. 

Unos 200 niños murieron este 2017 al embarcarse en la peligrosa ruta del Mediterráneo central, según las cifras del Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF).