Durante la campaña militar por el control de la ciudad iraquí de Mosul, el Estado Islámico ha perpetrado serias y sistemáticas violaciones de los derechos humanos, concluyó un informe publicado este jueves por la Misión de la ONU en Iraq (UNAMI) y la Oficina del Alto Comisionado para Derechos Humanos (OHCHR). 

La coordinadora humanitaria de la ONU para Irak advirtió hoy que miles de civiles se desplazarán de Telafar y las comunidades vecinas durante el operativo del ejército del país para recuperar el control de esas áreas, al oeste de Mosul, actualmente en manos del ISIS. 

En Irak, miles de familias de Mosul siguen viviendo en campamentos, sin poder regresar a sus hogares, casi un mes después de que el primer ministro iraquí declarara la victoria en la ofensiva, con apoyo de Estados Unidos, para recuperar el control de la ciudad de manos del autoproclamado Estado Islámico (ISIS). 

Civiles en la zona de la Universidad de Mosul, destruida tras los combates. Foto: OCHA / Themba Linden.

La recuperación de Mosul de manos del ISIS por parte de las fuerzas iraquíes marca un importante punto de inflexión en el conflicto.  

La Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos (ONU-DH) reveló este jueves ante la prensa en Ginebra que más de 230 civiles iraquíes habrían sido asesinados por el ISIS (Estado Islámico) cuando trataban de huir de Mosul, en un lapso de tan solo tres días la semana pasada.