Demócratas toman el control de la Cámara de Representantes mientras el Partido Republicano aumenta su mayoría en el Senado.