Para la directora del Instituto Interamericano para la Democracia (IID), Beatrice Rangel, la visita a Nicaragua del embajador de Estados Unidos ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Carlos Trujillo, tiene como objetivo llevar un mensaje al régimen de Daniel Ortega y considera que el interés de Estados Unidos es que renuncie al poder. 

Los disturbios políticos y sociales que tienen lugar en Nicaragua desde hace dos meses han causado la muerte de al menos 148 personas y han herido a más de 1300. 

En casi dos meses de protestas y al menos 148 muertos, Nicaragua se enfrenta a la determinación de su presidente Daniel Ortega que enfrenta manifestaciones de vastos sectores que reclaman cambios políticos. 

El presidente de Nicaragua elimina recortes a las pensiones de jubilación mientras el número de muertos en las protestas asciende a 26. 

Nicaragua se convirtió ayer en el país número 169 en adherirse al Acuerdo de París sobre Cambio climático de Naciones Unidas.