El expresidente José Mujica intentó llevar un mensaje de esperanza para el pueblo brasileño luego de la victoria de Jair Bolsonaro en Brasil. 

La policía enfrentó una manifestación en el centro de Buenos Aires que protestaban por los despidos y ajustes en organismos públicos.