En Paraguay, el Fondo Verde para el Clima ha aprobado una propuesta de financiación por valor de noventa millones de dólares para un proyecto que busca aliviar los efectos adversos del cambio climático y mejorar la calidad de vida en los hogares más pobres.