En Brasil, el recientemente electo gobernador de Río de Janeiro, Wilson Witzel, propuso extender e intensificar la intervención militar en la ciudad, incluyendo una iniciativa para autorizar a francotiradores a dispararle a cualquier persona que porte un arma en los barrios pobres, conocidos como favelas. 

El Museo Nacional de Río de Janeiro, en Brasil, fue destruido por el fuego en un incendio que tomó las instalaciones cuando el público ya se había retirado. 

El presidente de Brasil Michel Temer despliega ejército para controlar Río de Janeiro. 

El presidente de Brasil, Michel Temer, declaró la intervención militar de la policía de Río de Janeiro y dejó en manos de las Fuerzas Armadas la seguridad interna del estado.