La Casa Blanca declaró que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aceptó una invitación para reunirse directamente con el líder de Corea del Norte, Kim Jong-un.