Theresa May suspende votación sobre el Brexit, al tiempo que tribunal europeo establece que el Reino Unido puede revertir su salida de la Unión Europea.