A más de 4000 metros de altura está Nuñoa, una ciudad remota rodeada por montañas, y la puna árida sin árboles, un ecosistema andino.