este espacio puede ser tuyo

Las emisiones globales de gases de efecto invernadero alcanzaron su punto máximo en la historia en 2018, con una suma de más de 33.000 millones de toneladas de dióxido de carbono (CO2). 

El 97% de las sustancias controladas por el Protocolo de Montreal ya se han dejado de utilizar. 

 

Las concentraciones de dióxido de carbono en la atmósfera aumentaron a una velocidad récord en 2016 y alcanzaron el nivel más alto en 800.000 años, advirtió la Organización Meteorológica Mundial este lunes.