En Argentina, la actividad bancaria está paralizada a raíz de una medida que afecta a todo el sistema financiero.