El Secretario General de la ONU, António Guterres, está “preocupado” por los incidentes violentos que han ocurrido en Honduras tras las elecciones del 26 de noviembre y confía en que las autoridades “mantengan el estado de derecho y el respeto a los derechos humanos”.