EE.UU., Arabia Saudí, Rusia y Kuwait bloquean la aprobación del informe sobre el cambio climático de Naciones Unidas. 

Emisiones mundiales de dióxido de carbono alcanzaron un nuevo récord en 2018. 

Más de 30 países se unieron para acelerar el camino hacia la llamada movilidad eléctrica mundial presentada esta semana durante la Conferencia de Cambio Climático de las Naciones Unidas en Katowice, COP24. 

Los beneficios para la salud superan con creces los costos de cumplir con las metas del cambio climático, revela la Organización Mundial de la Salud. 

La 24ª Conferencia de las Partes de la Convención sobre el Cambio Climático (COP24) comenzó el domingo en Katowice, Polonia, con un enfoque que incluye la igualdad de género y la limpieza del medio ambiente. El evento producirá 5.000 toneladas de CO2 que el gobierno polaco se ha comprometido a neutralizar sembrando 6 millones de árboles. 

El domingo, comienza la COP 24, una cumbre de Naciones Unidas, en la que, durante dos semanas, se llevarán a cabo unas negociaciones cruciales para abordar este problema de forma colectiva y urgente. En Katowice, Polonia, miles de líderes mundiales, expertos y activistas diseñarán un plan para cumplir los compromisos acordados en París hace tres años. 

El Secretario General de la ONU, Antonio Guterrez citó los informes científicos que advierten de la urgencia de limitar el aumento de la temperatura global, pidió metas más ambiciosas en cuanto a la mitigación del cambio climático y destacó la importancia de ver a la sociedad civil más allá de los gobiernos. 

La Organización de las Naciones Unidas advierte en un nuevo informe que la humanidad no está haciendo lo suficiente para reducir el aumento de la temperatura global a menos de 1,5 grados centígrados, un objetivo fijado en 2015 en el Acuerdo Climático de París, que de cumplirse evitaría los peores efectos de un cambio climático catastrófico. 

Desde 1954, los líderes de la industria de combustibles fósiles de Estados Unidos tenían conocimiento de que la contaminación por dióxido de carbono que se acumulaba en la atmósfera representaba una amenaza creciente para la vida en la Tierra, pero no informaron de ello a la población. 

El sábado en Londres, la capital de Inglaterra, miles de activistas contra el cambio climático salieron a las calles, en lo que constituyó la más reciente de las acciones organizadas por el grupo Rebelión contra la Extinción (“Extinction Rebellion” en inglés). 

Página 1 de 5