En la ciudad de Tijuana, en México, fueron asesinados dos adolescentes hondureños que viajaron a la frontera entre Estados Unidos y México con la caravana de migrantes. 

En México, el gobierno del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, señaló que mantendrá a los inmigrantes centroamericanos en suelo mexicano mientras esperan la decisión de Estados Unidos acerca de sus solicitudes de asilo político. 

En California, la secretaria de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Kirstjen Nielsen, recorrió el martes el tramo del muro fronterizo entre México y Estados Unidos que separa Imperial Beach de la aledaña Tijuana. 

Miles de integrantes de la caravana migrante permanecen en la Ciudad de México. Duermen y descansan en el estadio Jesús Martínez ‘Palillo’, en el este de la capital. 

La caravana de migrantes llegó a la localidad de Matías Romero en Oaxaca el 1 de noviembre de 2018. Según el ministerio de Relaciones Exteriores de México, unas 4000 personas pasaron la noche allí. 

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, afirmó el miércoles que podría llegar a enviar a 15.000 soldados a la frontera de México y Estados Unidos. 

Grupos activistas dan la voz de alarma sobre menores enfermos en caravana de centroamericanos. 

Este anuncio se produce al tiempo que la Casa Blanca y los medios de comunicación de derecha continúan poniendo el foco, en los días previos a las elecciones de mitad de período, en una caravana de migrantes centroamericanos que se encuentra a más de 1.600 kilómetros de la frontera sur estadounidense. 

La caravana centroamericana continúa hacia EE.UU a pesar de las amenazas de Trump. 

Caravana de centroamericanos ingresa a México mientras se intensifican las amenazas de Trump. 

Página 1 de 2