El actual presidente Temer deberá enfrentar cargos luego que abandone la presidencia de Brasil el próximo 1º de enero, señala el diario Folha de San Pablo.