Cerca de tres de cada cinco ciudades del mundo con al menos 500.000 habitantes corren un alto riesgo de padecer un desastre natural, advierte el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de las Naciones Unidas (DESA) en su último informe. 

En Bonn, Alemania, ciudades, universidades y grupos religiosos de Estados Unidos declaran que “siguen dentro del acuerdo climático de París”. 

Un nuevo grupo de reserva táctica de la Dirección de Policía de Tránsito patrulla Montevideo, Canelones y San José.