Las medidas puramente represivas contra el narcotráfico no son efectivas. 

Una operación llevada adelante por la Dirección General de Represión al Tráfico Ilícito de Drogas permitió la incautación de más de un kilo de cocaína de una empresa de transporte internacional.