La libertad, la justicia, la democracia, la participación y la prosperidad, así como la ética, son los valores que propuso el ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori, para enfrentar al desencanto y al enojo social que erosionan a la actividad política, la herramienta fundamental para cambiar la realidad. 

Los tres países del Triángulo Norte de Centroamérica han sido azotados por una ola de corrupción que ha tenido un impacto enorme sobre su democracia y su desarrollo. 

El América Latina el desencanto con la política, entre otras motivaciones, está detrás de repliegue del apoyo que las democracias generan en el continente.