La divisa norteamericana abrió con una nueva suba, pese a los esfuerzos del gobierno de Mauricio Macri de detener la corrida hacia la divisa extranjera. 

El gobierno de Argentina anunció una reducción de la meta de déficit fiscal para este año de 3,2 a 2,7 por ciento, con lo cual ratificó que su respuesta a cualquier cimbronazo que sufran la economía y las finanzas.