En Venezuela, el presidente Nicolás Maduro sobrevivió a un aparente intento de asesinato. 

El uso de aviones no tripulados para luchar contra enfermedades transmitidas por mosquitos abarata los costes frente a los métodos terrestres.