Las emisiones globales de gases de efecto invernadero alcanzaron su punto máximo en la historia en 2018, con una suma de más de 33.000 millones de toneladas de dióxido de carbono (CO2). 

Emisiones mundiales de dióxido de carbono alcanzaron un nuevo récord en 2018. 

Los beneficios para la salud superan con creces los costos de cumplir con las metas del cambio climático, revela la Organización Mundial de la Salud. 

La Organización de las Naciones Unidas advierte en un nuevo informe que la humanidad no está haciendo lo suficiente para reducir el aumento de la temperatura global a menos de 1,5 grados centígrados, un objetivo fijado en 2015 en el Acuerdo Climático de París, que de cumplirse evitaría los peores efectos de un cambio climático catastrófico. 

Un informe revela que 100 empresas son responsables del 70% de las emisiones de los gases de efecto invernadero.