De costa a costa de Estados Unidos, la del martes fue también una noche de primeras veces para las mujeres, en particular para las mujeres de color.