Según Naciones Unidas son 23.000 nicaragüenses huyeron hacia Costa Rica a causa de la violencia. 

Miles de nicaragüenses han protestado contra el Gobierno desde abril. Cientos de personas han muerto. 

En 2017, el número de refugiados y solicitantes de asilo procedentes de Honduras, Guatemala y El Salvador ascendió a 294.000.