La Organización hace un llamamiento a quienes retengan a esas personas para que las devuelvan sanas y salvas.