La Oficina del Alto Comisionado ha solicitado una investigación independiente e imparcial sobre el caso del líder opositor Fernando Albán, muerto cuando se encontraba detenido.