Durante la última parada en su viaje por Asia, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, elogió abiertamente al presidente filipino, Rodrigo Duterte, y dijo que ambos tenían una “gran relación”. 

España anunció que podría permitir que se realice un referendo por la independencia, a medida que recrudecen las protestas en Cataluña. 

Miles de personas marchan en todo Estados Unidos en condena de la violencia neonazi en Charlottesville, Virginia. 

En Chile, cientos de personas salieron a la calle el martes para exigir que se legalice el aborto, apenas días después de que un proyecto de ley para aumentar el acceso al aborto no fuera aprobado por un voto. 

En Marruecos, la policía antidisturbios usó garrotes y gas lacrimógeno para dispersar a cientos de personas que marchaban por las calles de Alhucemas el jueves, desafiando la prohibición gubernamental de manifestarse para protestar contra la corrupción y el subdesarrollo. 

La situación en Venezuela es muy preocupante, afirmaron hoy el Secretario General y el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, urgiendo a todos los actores políticos del país a valerse únicamente de medios pacíficos para hacerse escuchar.

En un comunicado, António Guterres expresó su deseo de paz y democracia para el país sudamericano y señaló que es imperativo un diálogo nacional entre el gobierno y la oposición para erradicar la violencia, los abusos y el fanatismo y para optar por una vía constitucional concertada.

Advirtió que ninguna imposición podrá solucionar la actual coyuntura y aseveró que hace falta llegar a un acuerdo político, celebrar elecciones y respetar los derechos fundamentales y los poderes constitucionales.

Guterres también consideró que la solución debe provenir de los venezolanos y ser apoyada por la comunidad internacional.

Por otra parte, en Ginebra, la portavoz del Alto Comisionado, Liz Throssell, dijo en una conferencia de prensa que se tiene información de uso excesivo de la fuerza por parte de la policía durante las manifestaciones de protesta que tienen lugar en el país.

“Varias fuentes han denunciado que algunos miembros de las fuerzas de seguridad venezolanas han utilizado tácticas represivas para tratar de evitar que la gente se manifieste. Además, se ha reportado la detención arbitraria de miles de manifestantes”, señaló.

Agregó que algunos denunciantes afirman que unos 450 civiles habrían sido presentados ante tribunales militares.

Como consecuencia de la incertidumbre en Venezuela, Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) informó que las solicitudes de asilo de los ciudadanos venezolanos ha aumentado mucho este año con respecto al anterior.

William Spindler, portavoz de ACNUR, detalló que el total de venezolanos solicitando asilo el año pasado sumó 26.000, mientras que, en lo que va de 2017, 52.000 personas han presentado solicitudes. “Los principales países donde los venezolanos piden asilo son Estados Unidos, Brasil, Argentina, España, Uruguay y México”, especificó.